The sustainable journey of new generations; Panties to Panties

El viaje sostenible de las nuevas generaciones; De braga a braga.

En los últimos años, ha habido una creciente conciencia sobre el impacto ambiental y de salud de los productos menstruales desechables tradicionales. Como resultado, muchos de nosotros estamos buscando alternativas sostenibles y más saludables para la menstruación. Una opción que ha ido ganando popularidad son las bragas menstruales. Estas prendas innovadoras no solo ofrecen una experiencia cómoda y a prueba de fugas, y un futuro más sostenible, sino que también contribuyen a un impacto más saludable en nuestro cuerpo.

Entonces, exploremos este viaje sostenible y más saludable de las bragas menstruales y enfoquémonos en cómo podemos hacer la transición de una braga a otra.

¿Qué son las bragas menstruales? Son simplemente ropa interior normal con capas adicionales y telas especiales (que no son voluminosas) en el área de la entrepierna para absorber la sangre menstrual y, si deseas dar un paso más, cualquier tipo de fuga. Hay diferentes niveles de absorción según la intensidad de tu período menstrual, desde ligero, moderado, fuerte y/o muy fuerte. Las bragas menstruales están diseñadas para ser utilizadas en lugar de tampones o almohadillas desechables. Y, como las regulares, están diseñadas para lavarse, volver a usar y lavarse nuevamente. Bastante parecido a la ropa interior normal. Algunos de los beneficios para la salud de usar bragas menstruales es que pueden ser libres de químicos. Estudios recientes han mostrado que tampones, almohadillas desechables y protectores diarios pueden tener niveles elevados de productos químicos que podrían interferir con las hormonas del cuerpo y, dado que están en contacto directo con la vulva y la vagina, estos productos químicos pueden ser fácilmente absorbidos. En ese sentido, al usar bragas menstruales, podrías reducir la exposición de estos productos químicos en tu cuerpo. En LUNAM, nos enorgullece decir que nuestras bragas son libres de productos químicos, lo que significa que no contienen PFA. Consulta los resultados.

¿Sabías que, a lo largo de la vida de una mujer, entre 5,000 y 15,000 almohadillas desechables y tampones (más sus envoltorios y aplicadores) pueden terminar en vertederos y en nuestros océanos? La almohadilla desechable promedio está compuesta por un 90% de plástico, lo que equivale a 5 bolsas de plástico.

Al usar bragas menstruales, como las de LUNAM, se reducirá el desperdicio en un 95% y las emisiones de CO2 en un 90%. Esto tiene un impacto ambiental positivo significativo.

Ahora hablemos de la rentabilidad de usar bragas menstruales. En promedio, las mujeres con ciclos menstruales usan aproximadamente 10,000 productos menstruales desechables a lo largo de su vida, y aunque el costo total varía según el país, en los EE. UU. se estima un costo de $18,000 en toda una vida. Al cambiar a Lunam, no solo se eliminará el consumo de productos desechables dañinos, sino que el costo gastado se reducirá significativamente. Piénsalo... estimamos que solo usarás 128 pares de bragas Lunam durante toda tu vida.

Transición de Braga a Braga - Comodidad y Conveniencia Las bragas para la menstruación, como mencionamos anteriormente, son como las bragas normales pero con capas adicionales para mayor comodidad y protección contra posibles fugas. Usar bragas menstruales es como hacer la transición una vez al mes de tus bragas normales a las de la menstruación: de Braga a Braga. Tan simple como eso. Están diseñadas para brindarte comodidad, seguridad a prueba de fugas y hacerte sentir libre durante tu ciclo menstrual.

Además, las capas adicionales que tienen las bragas menstruales, o al menos las de LUNAM, también son libres de olores, en caso de que te lo estés preguntando. El material ha sido cuidadosamente seleccionado para no solo ser a prueba de fugas, sino también libre de olores.

Si aún tienes dudas sobre el uso de bragas menstruales, está bien. Todos hemos estado allí. ¿Qué tal si las pruebas primero en tus días de flujo más ligero? O también puedes usarlas como respaldo con otros productos para tu período, como tampones y/o copas menstruales, y nos cuentas cómo te va. Estamos aquí para ti. Escríbenos y cuéntanos tus pensamientos.

Escrito por: Catalina Sardi

Regresar al blog